0

Tragos Típicos de México, no aptos para abstemios

tequilas Tragos Típicos de México, no aptos para abstemios

En México no sólo es amplia la oferta gastronómica. Si buscamos bebidas encontraremos una lista interminable de opciones; algunas popularizadas mundialmente como el tequila, otras tradicionales y sólo de producción local como el pulque. Las encontrarás con alcohol y en algunos grados elevadísimos pero también habrá alternativas muy sabrosas para los más pequeños de la familia y los abstemios. En caso de que decidas visitar ese bellísimo país aquí van algunas recomendaciones de aquellas con alcohol que no puedes dejar de probar.

Las más tradicionales son el tequila, el mezcal y el pulque.

  • El Tequila es la bebida más representativa de México en el mundo y se produce gracias a la fermentación y el destilado del agave azul. Debe contener como mínimo un 51% de azúcares provenientes de dicha planta. El aumento de esta proporción implica el aumento en la pureza de la bebida. Su producción está estrictamente controlada en México, limitada a determinadas regiones y certificada por el Consejo Regulador del Tequila. Se aconseja consumirlo acompañado con sal y un cuarto de limón.

mezcal Tragos Típicos de México, no aptos para abstemios

  • El Mezcal se realiza utilizando distintas especies de agave y siguiendo un proceso similar al del tequila. Su elaboración también se encuentra regulada legalmente aunque a pesar de ello en algunos lugares del país aún se utiliza la técnica prehispánica para prepararlo.
  • El Pulque es la bebida alcohólica más popular y de mayor consumo dentro del país. Se elabora utilizando el agave pero de manera diferente a las anteriores. Se quita el centro de la planta y se lo raspa para que suelte sus jugos que son recolectados y se dejan fermentar.
  • El Coco Loco, el Charanda, el Rompope, el Jobito, el Toronjil, el Bacanora y el Licor de Damiana son otras opciones si lo que buscas es un trago original y con la característica que imprime México a toda su gastronomía, sabores fuertes e inolvidables.

Escribe un comentario